White y las opciones en Suecia

Ellen White está ofreciendo el rendimiento más espectacular de su trayectoria internacional en el momento más apropiado: cuando faltan sólo seis semanas para el primer partido de Inglaterra en la EURO Femenina de la UEFA 2013. La delantera del Arsenal, que ha visto puerta en cuatro de los cinco últimos partidos de la selección inglesa, aspira a que las representantes de su país suban al podio en Suecia.

Inglaterra llegó hasta cuartos de final en las dos máximas competiciones en las que White ha participado, y se proclamó subcampeona europea en la EURO 2009. Con este bagaje, la delantera está convencida de que la selección tiene muchas posibilidades de auparse hasta la gran final en esta edición del campeonato europeo. Pese a todo, también confía en que juegue a su favor un factor nada desdeñable: “Un poquito de suerte no nos irían nada mal [risas]”.

“Tampoco creo que necesitemos demasiada suerte; lo importante es que todas rememos en la misma dirección”, ha declarado la jugadora, de 24 años. “Tenemos una selección magnífica, de manera que nos uniremos como una piña, ejecutaremos el plan de juego que nos indiquen y jugaremos con arrojo, sin miedos”.

Buenas sensaciones
Se trata de un arrojo nacido de la experiencia misma del equipo. De un equipo que ganó la Copa de Chipre en marzo, donde White se proclamó máxima goleadora ex aequo, con 15 jugadoras que representaron a Gran Bretaña en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino en Londres 2012, y 17 que participaron en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ un año antes. White está convencida de que el sabor de esa victoria podría ser todo lo que Inglaterra necesita para dar el salto.

“Cuando consigues una victoria semejante, sabes por fin qué se siente, y ese sentimiento te empuja a querer más. Eso mismo fue lo que les pasó a Estados Unidos, Japón, etc. Ojalá logremos emular su ejemplo y triunfar en Suecia”. Como atestiguan los seis grandes trofeos que White atesora en sus vitrinas desde que fichó por el Arsenal, la delantera conoce bien los mecanismos que conducen al éxito.

Pese a que ya ha experimentado los rigores de una gran prueba futbolística, White no tiene claro que pueda tomarse esta EURO 2013 con más tranquilidad que las competiciones anteriores. “No diría yo que con más tranquilidad. Es cierto que he acumulado experiencia y ya sé de qué va la historia y qué se siente, pero sigo poniéndome nerviosa por muchas cosas”, admite. “Seguro que me entran los nervios. De momento, toca esperar a ver si recibo la convocatoria. Jugar en Suecia sería una experiencia alucinante”.

White reconoce que, si consiguiera formar parte de la expedición inglesa que viajará a la fase final del campeonato europeo, deberá batirse en un grupo realmente complicado. Inglaterra comparte el Grupo C con Francia (la selección que la eliminó de Alemania 2011 en tanda de penales), España y Rusia. Lógicamente, el optimismo reina en el combinado inglés por el cuarto puesto que ocupa la selección en la tabla europea de la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola, aunque White previene contra el exceso de confianza.

“Se trata de un grupo realmente difícil; nos costará mucho enfrentarnos de nuevo a Francia”, reveló la ex futbolista del Leeds Carnegie. “Muchas de sus componentes juegan en el Lyon, de manera que se entrenan siempre juntas, día tras día, semana tras semana. Por eso, son rivales difíciles de batir, aunque no imposibles”.

“Queremos darle la vuelta a lo que pasó en 2009 [derrota a manos de Alemania en la final] y colgarnos la medalla de oro. Debemos aprender de la experiencia de 2009, para que estas lecciones nos impulsen hasta el triunfo en Suecia”.

Experiencia olímpica
El fútbol femenino vivió un año excepcional en 2012, donde destacaron los Juegos Olímpicos de Londres, que recibieron una asistencia de público espectacular. Gran Bretaña ganó sus tres partidos de grupos, aunque el momento estelar del torneo le llegó con la victoria por 1-0 sobre Brasil, ante los aficionados que abarrotaban el estadio de Wembley, un encuentro en el que White tuvo el privilegio de participar.

“Nos embargó la emoción y la felicidad cuando jugamos en el Estadio del Milenio contra Camerún y Nueva Zelanda y vimos que contábamos con la presencia de 25.000 aficionados”, recuerda White. “Pero no creo que nadie se esperara la cantidad de público que vino a vernos a Wembley. Fue una sensación increíble saber que 70.000 personas se habían congregado allí para animarnos. No pasa todos los días, porque además estamos más acostumbradas a tener a la mayoría del público en contra”.

“Ir a Wembley, ver los vestuarios, saltar al césped pensando en todos los grandes futbolistas que lo han pisado, y jugar en él fue una experiencia inigualable. Creo que todas mis compañeras sintieron lo mismo que yo”.

Por lo visto en espectáculos como los Juegos Olímpicos, a cuya final femenina asistieron 80.000 aficionados, White está convencida de que el interés por el fútbol femenino en Inglaterra y en el mundo entero ha crecido enormemente, como ella misma pudo comprobar en la fase final de la Copa Mundial de la FIFA de 2011. “Nosotras hicimos un gran trabajo en el Mundial de Alemania, pero también los organizadores, a juzgar por la enorme cantidad de público que recibió la competición”, comenta.

“La experiencia en Alemania fue impresionante. Era mi primera competición absoluta, ¡y salió tan bien! Los aficionados estuvieron fantásticos y recibimos una cobertura mediática realimente buena. Lo único descorazonador fue quedar eliminadas a manos de Francia. Después de aquello, los Juegos Olímpicos brillaron todavía más y capturaron el interés de toda la nación. ¡Ojalá que siga!”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>